Edição Nº: 5227 - Terça-Feira, 11 de Agosto de 2015.
 
Pronósticos de caída para la próxima campaña de maíz

A un mes del inicio de las primeras siembras de maíz, las proyecciones apuntan a un descenso en el área dedicada al cereal en buena parte del Mercosur, debido especialmente a los mayores costos de implantación en un escenario de menor liquidez que en años anteriores.
En Argentina ya se manejan porcentajes expresivos sobre la caída que tendría la superficie dedicada al maíz, especialmente en el área de primera.
En Brasil las proyecciones preliminares prevén un descenso en el área dedicada al llamado maíz de verano, con un incremento del que se siembra para cosecha en invierno (safrinha).
En teoría, las previsiones de una primavera lluviosa alentarían buenos rendimientos para los maíces, pero el alto costo de implantación respecto a otros cultivos hace que el cereal se concentre en las mejores áreas.
En Uruguay también hay pronósticos de una contracción en el área dedicada al cereal, mientras en Paraguay los agricultores enfrentan una muy lenta comercialización de una safrinha que tuvo niveles casi récord.
En Argentina la Bolsa de Comercio de Rosario manejó para la región núcleo una posible baja de hasta 30% en el área de maíz de primera.
También señaló que en los modelos de maíz tardío y maíz de segunda, los muy ajustados márgenes desestimulan la apuesta por el cereal.
En la última semana de julio la oficina en Buenos Aires del Departamento de Agricultura de EEUU (USDA, por su sigla en inglés) proyectó que en la campaña 2015/2016 la producción caería a 21 millones de toneladas.
En el último reporte oficial de oferta y demanda el USDA había manejado una estimación de cosecha para la próxima campaña de 25 millones de toneladas, casi sin cambios respecto al ciclo 2014/2015.
Las exportaciones argentinas de maíz en 2015/2016 alcanzarían 11,5 millones de toneladas frente a la proyección oficial del USDA de 15 millones de toneladas.
En el informe se proyectó un descenso de 300.000 hectáreas hasta 2,8 millones de hectáreas en la superficie dedicada al maíz aunque, se reconoce, podría ser incluso mayor.
Si bien todos los cultivos presentan márgenes negativos, el maíz enfrenta mayores costos de producción y de fletes además de serias dificultades y limitaciones en la comercialización del producto.
“Si bien hay todavía tiempo –las primeras siembras se dan en agosto con las últimas en diciembre–, muchas políticas tendrían que ser cambiadas para alentar la producción. Si esto no sucediera, el área podría caer entre 15% y 30%. Si las políticas son cambiadas a favor del maíz, podríamos ver un cambio de soja a maíz tardío, que se ha hecho muy popular en las últimas tres o cuatro campañas”, indicaron los técnicos del USDA en Buenos Aires.

El panorama local

En Uruguay los comentarios de asesores y productores descuentan una caída en el área de maíz para la próxima campaña, con desigual intensidad si es para producción de grano o para forraje o silo.
En base a precios similares a los actuales, se manejan rendimientos de equilibrio –incluyendo pago de alquiler– de 6.000 a 7.000 kilos por hectárea, dependiendo del paquete tecnológico.


 
< Página Principal 
 
Folha de Quaraí O Jornal da Comunidade
Av. Artigas esq. Fco Carlos Reverbel - Quaraí, RS
Telefone: (55) 3423-5593 - Todos os Direitos Reservados ® 2011 - 2017
Tecnologia Web: Franco Sampaio Tecnologias de Informação